Languages......

Blog

Consejos para el sexting: Cómo hablar sucio y enloquecer a tu pareja

2022-09-20

Consejos para el sexting: Cómo hablar sucio y enloquecer a tu pareja

¿Qué es exactamente el sexting? El sexting es una forma de comunicación con contenido sexual, normalmente a través de mensajes de texto o imágenes. Es una forma de excitar a tu pareja antes de que os conozcáis.

Cómo empezar con el sexting

¿No estás seguro de cómo empezar? Aquí tienes algunos consejos:

  • Empieza despacio. Puede resultar desalentador lanzarse a la piscina, por así decirlo. Empieza enviando unos cuantos mensajes coquetos y observa cómo responde tu pareja. Comprueba su nivel de interés y sigue a partir de ahí.
  • Mantén la clase. El lenguaje sucio no tiene por qué ser obsceno o de clasificación X, y a veces un poco de sutileza puede ser incluso más sexy.
  • Sé tú mismo. No intentes ser alguien que no eres. Tu pareja se dará cuenta de que estás fingiendo, y eso acabará con el ambiente.
  • Sé juguetón y espontáneo. No te estreses, deja que la conversación fluya con naturalidad y deja que la lujuria se apodere de ti.
  • Usa tu imaginación. Las posibilidades son infinitas cuando se trata de sexting, así que sé creativo.

Lo que no hay que hacer

Puede que te sientas atrevido, pero hay algunas cosas que no debes hacer nunca cuando envíes un mensaje sexual.
No utilices un lenguaje sexual vulgar o explícito demasiado pronto en la conversación; puede hacer que tu pareja se sienta incómoda y se desanime. Baja el tono hasta que hayáis creado cierta tensión sexual.
Tampoco le digas que llevas mucho tiempo pensando en ella sexualmente. Podría hacerle sentir que estás obsesionado con ella, y esa no es la impresión que quieres dar.
Y por último, nunca envíes fotos de pollas no solicitadas. Es simplemente inapropiado y es probable que te prohíban enviarle mensajes de sexo a tu pareja. Así que ahí lo tienes, unas cuantas cosas que debes evitar cuando hagas sexting. 

Qué hacer

Para empezar, busca un momento tranquilo en el que tú y tu pareja podáis concentraros el uno en el otro. A continuación, inicia la conversación enviando un mensaje coqueto o sugerente.
Elogia el aspecto de tu pareja o dile lo que te gustaría hacerle. Sé todo lo específico que puedas, y deja volar tu imaginación.
No tengas miedo de ser un poco travieso. Al fin y al cabo, el objetivo del sexting es excitarse mutuamente. Pero asegúrate siempre de que tu pareja se siente cómoda con el rumbo de la conversación. Una vez que la conversación haya comenzado, mantén el ritmo respondiendo rápidamente a los mensajes de tu pareja. Las idas y venidas de una conversación de sexting pueden ser increíblemente eróticas, así que sigue adelante hasta que ambos estéis satisfechos.
Si parecen dudar, retrocede e intenta otra cosa. No es necesario forzarlo. Una vez que hayas cogido el ritmo, verás que las cosas empiezan a fluir de forma más natural. Y antes de que te des cuenta, los dos estaréis deseando tener vuestra próxima sesión de sexting.

Buenos ejemplos de conversaciones de sexting

No te preocupes, estamos aquí para ayudarte. Aquí tienes algunos buenos ejemplos de conversaciones de sexting:

  • "No puedo esperar a llegar a casa y arrancarte la ropa".
  • "Estoy tan caliente ahora mismo. Me gustaría que estuvieras aquí conmigo".
  • "Quiero probarte".
  • "Te estoy imaginando desnuda ahora mismo."
  • "Voy a hacer que te mojes tanto."
  • "Me la pones muy dura."
  • "No puedo esperar a sentirte dentro de mí."
  • "Me encanta cuando me hablas sucio".
  • "Quiero que me hagas correr".
  • "Voy a hacer que te corras tan fuerte".

Malos ejemplos de conversaciones de sexting

Estamos aquí para darte algunos malos ejemplos de conversaciones de sexting que debes evitar:

  • "Oye, ahora mismo estoy pensando en ti desnuda". Esto es demasiado directo y hará que tu pareja se sienta incómoda.
  • "No puedo dejar de pensar en tu cuerpo". De nuevo, esto es demasiado directo y hará que tu pareja sienta que sólo te interesa su aspecto físico.
  • "¿Qué llevas puesto?" Esto es sencillamente espeluznante, y nunca deberías hacer esta pregunta a alguien sin su consentimiento. 
  • "Quiero hacerte cosas sucias". Esto es demasiado explícito y puede hacer que tu pareja se sienta incómoda.
  • "Me muero de ganas de tener sexo contigo". Esto es demasiado atrevido.

Evita estos inicios de conversación si quieres que la experiencia de sexting con tu pareja sea exitosa. En su lugar, intenta algo más sutil y sugerente. Haz que tu pareja piense en lo que quiere que le hagas. Sé creativo y utiliza tu imaginación. Tu pareja te lo agradecerá.

Conclusión

Aunque el sexting puede ser una forma estupenda de excitar a tu pareja en previsión de vuestro próximo encuentro, saber cómo empezar y qué decir también puede ser complicado.
Aquí tienes algunos consejos para empezar:
1. Empieza con algo suave y sugerente.
2. 2. Sube la temperatura a medida que avanzas.
3. Mantén la sensualidad, pero no te pongas demasiado gráfico.
4. Presta atención a la reacción de tu pareja y responde en consecuencia.
5. Prepárate para algunas respuestas NSFW (no seguras para el trabajo).
Con estos consejos en mente, estarás en camino de tener algunas conversaciones seriamente sexys que os dejarán a ambos jadeando por más. 
Amigos, si no tenéis a nadie con quien practicar el sexting en este momento, no dudéis en registraros en uno de los sitios de citas y lanzaros a nuevas experiencias.

Otros artículos en blog