Languages......

Blog

Citas rápidas: Consejos para una experiencia exitosa

2022-06-23

Citas rápidas: Consejos para una experiencia exitosa

Introducción a las citas rápidas

Las citas rápidas son un proceso formalizado de emparejamiento de un sistema de citas cuyo propósito es animar a la gente a conocer a muchas personas nuevas. El formato de las citas rápidas se originó con los eventos de solteros judíos llamados "Citas Rápidas" y "Citas Rápidas". La idea era que si conocías a suficientes personas, encontrarías a alguien compatible. Las citas rápidas, como dos palabras separadas, se utilizan a menudo como un término genérico para eventos similares.

Aunque las citas rápidas se fundaron en las comunidades judías de Estados Unidos, se han hecho cada vez más populares en otros países, especialmente con grandes poblaciones urbanas. Las citas rápidas promueven la interacción social y exponen a los participantes a otras personas que buscan una cita. Este tipo de citas, más rápidas que los métodos tradicionales, permite a los participantes tener minicitas con entre 10 y 25 personas (a veces más) en un periodo determinado.

Cómo funcionan las citas rápidas

Cuando llegue al lugar de la cita, será recibido por los anfitriones. Se le entregará una etiqueta con su nombre, una tarjeta de puntuación para las citas y un bolígrafo. En la etiqueta con el nombre figurará tu nombre y un número (para que puedas saber a quién conoces durante la noche). La tarjeta de puntuación de las citas tiene espacio para 25 citas, con casillas de verificación al lado del nombre de cada una de ellas.
La tarjeta de puntuación de las citas sirve para llevar un registro de las personas que te gustan y a las que te gustaría volver a ver. Normalmente, cada cita dura unos ocho minutos, el tiempo suficiente para saber si vas a congeniar con alguien o no. Al final de cada cita, los participantes marcan en su tarjeta de puntuación de citas si les gustaría volver a ver a su cita. Si dos participantes se han marcado mutuamente con un "sí", se considera que son compatibles y se les dará la información de contacto del otro.

Qué esperar de las citas rápidas

Las citas rápidas son una forma fácil y divertida de conocer gente nueva sin la molestia de tener demasiadas citas a la vez. También te permite descubrir qué personas te atraen y hacerte una idea de cómo son en persona.

El formato de las citas rápidas consiste en presentarse al mayor número posible de personas en poco tiempo. Es importante recordar que todo el mundo está allí para conocer a alguien, igual que tú. No se espera que encuentres el amor de tu vida en tu primera cita rápida, pero sí que te lo pases bien. Las citas rápidas se basan en la primera impresión, por lo que debes causar una buena impresión. Aquí tienes algunos consejos para conseguirlo:

Elegir el lugar adecuado

El primer paso para que las citas rápidas sean un éxito es elegir el lugar adecuado. Es fundamental encontrar un entorno cómodo y relajado en el que puedas conversar fácilmente con tus citas. También hay que asegurarse de que el lugar es apropiado para la edad; la mayoría de los eventos de citas rápidas especifican un rango de edad para los participantes.

Lleva el atuendo adecuado

La primera impresión lo es todo, por lo que es esencial que te asegures de estar lo mejor posible en las citas rápidas. Elige un atuendo que te haga sentir seguro y cómodo; evita cualquier cosa que sea demasiado reveladora o que te haga sentir incómodo.

Sé tú mismo

Es importante que seas tú mismo cuando tengas una cita rápida. No intentes ser alguien que crees que le gustará a tu cita ni actúes como alguien que no eres. Lo único que conseguirás es sentirte incómodo y tu cita se dará cuenta de que no eres auténtico.

Ten expectativas realistas

Las citas rápidas son una buena forma de conocer gente nueva, pero no sustituyen a las citas. No esperes encontrar a tu alma gemela en tu primer evento de citas rápidas; lo más probable es que necesites varias citas antes de encontrar a alguien con quien realmente congenies.

Haz las preguntas adecuadas

En las citas rápidas, es esencial hacer las preguntas adecuadas para conocer mejor a tu cita. Sin embargo, también debes asegurarte de que no haces preguntas demasiado personales antes de tiempo, ya que no quieres que tu cita se sienta incómoda. He aquí algunos ejemplos de buenas preguntas para hacer en las citas rápidas:
- ¿A qué te dedicas?
- ¿Cuáles son tus aficiones?
- ¿Cuál es tu tipo de comida favorita?
- ¿Dónde creciste?
- ¿Cuál es su película favorita?

Escuchar

No se trata sólo de hablar, también es importante escuchar lo que tu cita tiene que decir. Presta mucha atención e intenta recordar las cosas que te han dicho, para poder hacer preguntas de seguimiento más tarde.

Habla con todo el mundo

Una de las mejores cosas de las citas rápidas es que podrás conocer a mucha gente nueva. Así que asegúrate de hablar con todo el mundo, aunque no creas que te interesen. Nunca se sabe, podrían acabar siendo tu pareja perfecta.

Seguimiento

Si has congeniado con alguien, asegúrate de hacer un seguimiento después. Intercambia información de contacto o conéctate con ellos en las redes sociales para seguir en contacto y continuar conociéndoos.

Recuerda que los eventos de citas rápidas fuera de línea son una de las muchas opciones para encontrar pareja en el acelerado entorno metropolitano de hoy en día. Si no tienes suficiente tiempo para acudir a estos eventos de citas, los sitios web y las aplicaciones de citas también son excelentes formas de conocer gente nueva y comenzar una relación.
Independientemente del método que utilices para encontrar pareja, lo más importante es ser tú mismo y divertirte.

Otros artículos en blog